fbpx

Dos de los experimentos científicos mas inhumanos en la historia del siglo 20

Compartir en facebook
Comparte en Facebook
Compartir en twitter
Tuitealo
Compartir en whatsapp
Enviar a WhatsApp
Compartir en email
Correo
Compartir en email
experimentos

A lo largo de la historia los médicos-científicos han tenido que realizar experimentos con el cuerpo humano para saber de qué esta compuesto y cómo funciona para lograr mejorar los procedimientos medicinales y las medicinas en sí.

Sin embargo los casos de experimentos que se expondrán a continuación no fueron realizados con fines médicos si no como armas para la guerra química y bacteriológica del siglo XX.

Experimentos militares secretos en seres humanos

El historiador Ulf Schmidt, director del Centro de Historia de la Medicina de la Universidad de Kent, cuenta la historia de los veteranos portonianos en el libro Secret Science: A Century of Poison Warfare and Human Experiments (Ciencia Secreta: Un siglo de guerra de venenos y experimentos humanos, Oxford University Press). La obra relata la particular ética de la estrecha colaboración entre científicos y militares para lograr sustancias cada vez más letales. Aunque se centra en Porton Down y su homólogo estadounidense, Edgewood Arsenal, levantado por el Chemical Corps del ejército de EEUU en 1916, también guarda algo para los alemanes.

Porton Down fue el corazón del programa de armas químicas y bacteriológicas del Reino Unido. En sus 2.500 hectáreas de terreno se levantaron laboratorios para una pléyade de fisiólogos, patólogos, meteorólogos… venidos de las mejores universidades británicas como Oxford, Cambridge o el University College de Londres. Se llamaba así mismo los cognoscenti, la casta privilegiada que conocía los secretos de la guerra química británica. Al principio, ensayaban las sustancias con ratones, gatos, perros, caballos o monos.

Pero ya en 1917, tras un ataque alemán con el nuevo gas mostaza, crearon un laboratorio específico para experimentos con humanos. El objetivo era comprender los efectos de los agentes químicos en los órganos y tejidos humanos y, muchas veces, no se podían extrapolar los resultados en los ensayos con los animales.

Experimentación Nazi

La experimentación nazi en seres humanos consistió en una serie de experimentos médicos llevados a cabo con una gran cantidad de prisioneros, por parte de la Alemania nazi en sus campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Los prisioneros, en su mayoría judíos de toda Europa, aunque también gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y alemanes discapacitados, fueron forzados a participar y nunca hubo un consentimiento informado.

Se cometieron atroces crímenes y se sacrificaron miles de personas en aras de una investigación pseudocientífica. Se usaron enfermos mentales como animales de experimentación, se asesinaron niños deformes, se hicieron esterilizaciones en masa, se inyectó suero en los ojos de niños para observar los cambios de color, se unió mellizos para ver si se comportaban como siameses.

Si te interesa saber mas acerca de la ética medica haz clic aquí

Compartir en facebook
Comparte en Facebook
Compartir en twitter
Tuitealo
Compartir en google
Google Plus
Compartir en email
Correo
Compartir en google
Compartir en email
[adrotate group="3"]